NoduloDocumentos nódulo
nodulo.net/dn/

cubierta

¿Qué pasa? Semanario independiente

año 9, número 468 · Madrid, 16 diciembre 1972 · 20 páginas

 

Por la revolución nacional

Por Fátima Fernández Galindo

Desde el primer momento nos hemos declarado en contra de derechas, izquierdas y centro.

Queremos aclarar que nuestro propósito no es la conquista del poder, precisamente porque somos realistas y nos consta que antes de pensar en eso hay otras misiones que son importantes de realizar.

Una de ellas, la que consideramos más urgente y necesaria, es nacionalizar a las gentes que hoy están descarriadas por partidos y grupos enemigos, y a los que pertenecen a grupos de derechas, que desvirtúan el sentido nacional al hacer caso de consignas perniciosas proclamadas por falsos patriotas.

Esto es lo más importante. Informar y formar a los españoles, nacionalizarlos, darles la consigna nacional para qu la fortalezcan, para que dediquen su vida al servicio del destino nacional de España.

Estamos empeñados en esta tarea, pues sólo así se podrá cortar el proceso de disgregación y el avance del Comunismo y del Capitalismo.

Hablaremos ahora del régimen capitalista. Este sistema acumula el capital en grandes empresas y proletariza a las masas, haciéndolas propicias a la miseria y a la desesperación. También se desliga de las necesidades del pueblo, acaba con los pequeños propietarios y se enriquecen los que no trabajan ni producen nada.

El régimen capitalista es como una garra que intenta aprisionarnos. Forma un nivel de vida cuya función es explotar al hombre haciéndole esclavo del dinero. El trabajo pierde su honrosa categoría. Ya no será un servicio prestado para el engrandecimiento de la Patria ni el derecho que a cada persona corresponde; el trabajador será un esclavo que servirá ál capital y ayudará á que se enriquezcan unos cuantos desalmados.

El Capitalismo es una fuerza maléfica que especula y trafica con lo que los demás producen. La nación no recoge beneficios. Los favorecidos son los menos, el resto melvive.

En la vida cotidiana hay muchos ejemplos de la injusticia y del engaño de este sistema. Uno de ellos son los créditos bancarios. Cuando se pide un préstamo hay que devolverlo con un crecido interés. Si, por el contrario, se les confía dinero, entonces darán como mucho un interés del uno o dos por ciento.

Por último el Capitalismo es un poderoso aliado del Comunismo. Ambos sistemas se ayudan entre sí. En todos los países donde se ha impuesto el Comunismo ha sido gracias a la ayuda de los grandes capitalistas. Y en caso de que aquí o allí —Cubas y Chiles del Occidente— los marxistas consiguieran gobernar abiertamente sería con la ayuda del Capitalismo.

Por esa razón, una de las medidas que debe tomar el Estado fuerte que queremos es la decapitación del sistema capitalista al uso liberal y democrático. Las medidas para hacerlo son sencillas. Basta tan sólo nacionalizar el servicio de Banca y los grandes negocios públicos. Estas nacionalizaciones no traerían trastornos a nuestro pais; al contrario, nuestra economia se beneficiaría por la sencilla razón de que las grandes ganancias que se consiguen en Bancos y demás negocios no serían para unos cuantos sino para todos los españoles. El Capital almacenado para el disfrute de los menos se convertiría en lo que realmente es, un instrumento económico al servicio exclusivo de todos y no de unos cuantos.

Así, sometiendo la riqueza a la disciplina que impongan las conveniencias nacionales, el Capitalismo, con sus injusticias y engaños, dejaría de existir en nuestra Patria, dando así un importante paso en pro de la revolución nacional.

que quede bien claro que el Capitalismo no es nuestro amigo, ni nuestro benefactor; es, sin lugar a dudas, nuestro enemigo. Luchemos por su desarme, porque sólo así lograremos una economía fuerte que llene de prosperidad a España.

Ya hemos apuntado un objetivo. Poco a poco los desenmascararemis a todos.

A nuestros seguidores sólo nos queda decirles: ¡Ánimo y a la lucha! no olvidéis que el desertor y el cobarde es más despreciable que los traidores. ¡ARRIBA LOS VALORES HISPÁNICOS!

 
© nodulo.net